autor : López Campillo 8 jun. 2013

Es una roca en Valderredible. Un lugareño relata que el roquedal en el que se sitúa esta piedra grabada se conoce como "Peña Espada". Plana por arriba, digamos que tan grande como un coche "de los de sin carnet", y presenta una forma de proa que parece apuntar hacia el valle. En la parte superior aparece grabada una cruz con un punto en cada ángulo. El perímetro de la roca está recorrido por una banda de cazoletas, huecos grabados artificialmente, asociados a prácticas de dominio del territorio, también a la fertilidad y los ritos de los pobladores de la edad del bronce.
Los investigadores hablan de un ídolo grabado en las cercanías (no lo pude encontrar). El caso es que la roca también alberga un puñal grabado esquemáticamente (unos 40 cms de largo), unido a un trazo oblicuo a su izquierda. Según parece, son manifestaciones similares a las de Ruanales (ver en comentarios). Como sucedía en Ruanales, el pedrusco ha sido excavado en su base (históricamente y en años recientes) en busca de "tesoros de los moros", una leyenda ligada a estas representaciones esquemáticas, también a los túmulos megalíticos.
Me fui (y me dura) con la sensación de que merecería la pena patear mucho más entre esas rocas. 






comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -