autor : López Campillo 16 jun. 2013

Pesa tres toneladas y mide 3 metros de alto, 2,20 metros visibles. Hace unos 5.000 años fue acarreado una distancia de un km, hasta ser hincado en el paraje de Los Juncales, en la población de Reinosilla (Valdeolea). Fue tallado en conglomerado arenisco, una masa de arenas compactadas en la que se aprecian pequeños cantos incrustados. Es uno de los 8 menhires que forman la llamada ruta de los menhires de Valdeolea.

Es necesario destacar que Reinosilla alberga otros dos hitos megalíticos, dos grandes rocas labradas que actualmente sirven de puente que salva un riachuelo, y que en tiempos probablemente pertenecieron a la cámara de un monumento funerario megalítico (dolmen). 
Con frecuencia los menhires aparecen asociados a leyendas locales. El de Reinosilla se relaciona nada menos que con Sansón (es conocido popularmente como "piedra de Sansón"), forzudo que lo lanzó desde un alto cercano para dejarlo clavado en el paraje de Los Juncales. Hasta años recientes permanecía bastante inclinado, en la actualidad luce tal cual aparece en las imágenes.



comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -