autor : López Campillo 8 jun. 2013

La colina sobre la que se asienta la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santander albergó las termas romanas de la ciudad. Hacia el siglo VIII se levanta un primitivo santuario, dando paso a un monasterio del que se tienen noticias en el siglo XI. El aspecto exterior actual se debe a las reformas (siglos XVI, XVII), en especial la sufrida tras el incendio de la ciudad en 1941.
El claustro de esta catedral medieval cobija bustos, claves, capiteles y tapaderas de sepulcros. Una de las tapaderas procede de San Bartolomé de los Montes y muestra a este abad del siglo XV. 



comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -