autor : López Campillo 5 jun. 2013

"Calderas, Torre y Barca y pozos de salmones son que en toda la comarca significa fer la marca,  y armas de los calderones: Pelean como leones en el recobrar de España" 

Se cita como el edificio civil más antiguo de Cantabria que se conserva en pie. La impresionante casa-torre se emplaza en un alto para poder ser contemplada desde cualquier punto (hoy en día una urbanización se ha montado literalmente sobre el muro de la finca de la casa, plantando encima un muro de cemento). Desde su emplazamiento la torre controlaba el río Saja-Besaya, el cual era navegable en este punto, y abundante en salmones. Una barca propiedad del linaje trasladaba a los caminantes de un lado al otro del río, cobrando la correspondiente tasa. En tiempos contó con foso, contrafoso y barbacana. Son conocidos los pleitos y las disputas armadas con la Casa de la Vega y la Colegiata de Santillana. La torre tiene origen en el siglo XII-XIII, En el siglo XVI se añadió la capilla plateresca de la Magdalena y el resto de la casa baja que se adhirió a la torre y la transformó en palacio. Su estado de abandono y olvido sorprende (o no). En años recientes fue adquirida por manos privadas, plantearon un proyecto de rehabilitación contrario a la ley (mejor ni imaginar lo que pretendían hacer) y ahora vuelve a estar en venta. Cantabria seguramente podría fijarse un poco más en este inmueble y tener en cuenta que es el solar de origen de un señor llamado Calderón de la Barca. ¿Alguien imagina el origen de Shakespeare abandonado y dejado a su suerte?



comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -