autor : López Campillo 5 jun. 2013

Las pisas o batanes son ingenios que permitían convertir la tosca lana procedente de los telares, en un tejido tupido y consistente. La fuerza de la corriente de agua mueve una rueda hidráulica ligada a un eje, el cual activa los mazos (80 kgs cada uno) que golpeaban la lana hasta compactarla. Eran empleados para alisar y tupir faldas, vestidos, chaquetas, mantas. Las primeras referencias a batanes en España se remontan al siglo XII, el Quijote los cita y su actividad ha perdurado en algunos casos hasta mediados del siglo XX.

La tela se colocaba remojada en agua a fin de impedir que el golpeteo de los mazos la calentase y dañase. La operación se prolongaba durante uno o dos días, con contínuos cambios de posición de las telas. El batán fue la primera operación de la industria textil que el hombre consiguió mecanizar.

El batán de Ledantes es uno de los dos excelentes ejemplos que podemos conocer en Cantabria. El ingenio de Ledantes recoge las aguas de los arroyos Valtiero y San Andrés, construído en madera de roble y con algunos de sus elementos hidráulicos originales. El emplazamiento del batán persigue el aprovechamiento del mayor caudal. Se trata de un entorno espectacular poblado de álamos, alisos, fresnos, sauces, robles, bajo el hermoso pueblo de Ledantes.




comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -