autor : López Campillo 2 jul. 2013

Se asienta sobre una loma a medio camino entre Bercedo y Las Henestrosas en la que se han hallado los enterramientos y estelas funerarias de una necrópolis del siglo IX. Fue levantada a finales del XII con una nave, cabecera semicircular y espadaña, dentro de las escuelas de Aguilar, San Andrés de Arroyo, Rebolledo de la Torre y Piasca. En el siglo XVI (1503, reza una inscripción) la espadaña se transformó en la torre que hoy vemos y se añadieron las naves laterales. Los elementos que componían la espadaña se incorporaron en el muro de poniente del campanario.
Conserva completo su ábside, adornado con pinturas al fresco de finales del XV en las que apreciamos escenas bíblicas: las bodas de Caná, la huída a Egipto, San Pedro y San Pablo, la Natividad y la Matanza de los Inocentes. Al parecer las pinturas conservadas en la cabecera del templo cubrieron en tiempos todo el interior de la iglesia. En el interior también puede conocerse una talla de Virgen con Niño del siglo XIV y una notable colección de estelas funerarias medievales e inscripciones de época romana.



comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -